Las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (NAMA) son acciones de mitigación que los países dentro del Acuerdo de París han desarrollado y para los que se ha invertido una gran cantidad de capital político. Las NAMA ofrecen una manera efectiva de apoyar a los países, entre otros, canalizando el financiamiento climático internacional para la mitigación y garantizando la transparencia de las acciones de mitigación. Por ello, hemos desarrollado una experiencia única para ayudar a los países y los responsables de la formulación de políticas a identificar, diseñar, aplicar y evaluar las medidas nacionales de mitigación del cambio climático de manera estructurada.

Hemos estado a la vanguardia de la conceptualización, desarrollo e implementación de Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas, o NAMA, desde que fueron introducidas por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 2007. Hasta la fecha, nuestro equipo ha desarrollado más de 15 NAMA y otros programas de mitigación ampliados en África, Asia-Pacífico y América Latina, con recomendaciones para las autoridades locales sobre arquitectura financiera.

Las NAMA son políticas y medidas climáticas en los países en desarrollo dentro de los diferentes sectores económicos (incluyendo el transporte y los residuos). Las NAMA pueden catalizar apoyo financiero adicional o asistencia técnica de donantes internacionales bajo la condición de que tales acciones:

  • Conducir a reducciones sustanciales y cuantificables de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), contribuyendo a los esfuerzos mundiales de mitigación del cambio climático;
  • Tener impactos positivos en las condiciones locales de desarrollo sostenible (SD) del país y el sector que abarca la NAMA;
  • Están alineadas con el marco normativo, institucional y normativo nacional.

Los impactos de las NAMA - reducciones de emisiones de GEI y beneficios de desarrollo sostenible - deben ser rastreados y evaluados por los actores nacionales e internacionales involucrados en el proceso de políticas climáticas a través de un sistema integrado de monitoreo, reporte y verificación (MRV). Las NAMA pueden variar drásticamente en cuanto a su alcance, contenido, nivel de rigurosidad y mecanismos de Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV), ya que actualmente no hay reglas acordadas internacionalmente sobre NAMA.


Nuestro enfoque único: Herramientas de desarrollo de NAMA de South Pole Group

Las NAMA deben ser entendidas como procesos, los cuales sólo pueden llegar a ser fructíferos a través de una acción concertada y continua y la cooperación de múltiples actores.

Nuestro equipo ha diseñado un conjunto de Instrumentos de Desarrollo de NAMA que sugiere los siguientes pasos de desarrollo de NAMA:

  1. Conceptualización de NAMA: Se refiere a seleccionar un NAMA entre varias opciones y preparar un documento de concepto NAMA. El documento conceptual esboza los objetivos generales, la cobertura sectorial, el alcance geográfico, las actividades dirigidas, los beneficios esperados en términos de reducción de emisiones de GEI y sus impactos de desarrollo sostenible.
  2. Diseño de NAMA: Este paso implica un estudio completo que da como resultado un diseño detallado de todos los elementos clave de una NAMA: sus objetivos y metas, escenarios de referencia y de mitigación, sistemas MRV para rastrear el progreso, marco institucional y regulatorio requerido, arquitectura financiera y el plan final de implementación.
  3. Financiamiento de NAMA: Se refiere a la obtención de apoyo financiero y asistencia técnica necesaria para la preparación de la NAMA.
  4. Disponibilidad de NAMA: Implica la implementación de las actividades clave que permitan a la actual NAMA garantizar condiciones favorables para la implementación de acciones de mitigación.
  5. Implementación de NAMA: El despliegue progresivo de las acciones de mitigación prioritaria, entre otras, de acuerdo a su urgencia, y el tiempo asociado para las actividades clave que habilitaron la NAMA. La implementación de la NAMA puede dividirse en una serie de fases a corto, medio y largo plazo.
  6. Operación de NAMA: Esta fase se refiere a la NAMA y sus diferentes componentes (es decir, las acciones específicas de mitigación) siendo plenamente operacionales. Se han completado todas las actividades de habilitación y los trabajos preparatorios. En algunos casos, este paso ya se puede incluir en la implementación de la NAMA.

¡Agradecemos su interés!

Ingrese sus detalles a continuación para acceder al archivo

Nombre
Apellidos
Su email

Suscríbase a nuestro Boletín

Tenemos la respuesta a sus desafíos sostenibles y nos encantaría compartir nuestra experiencia con usted.

Suscríbase para saber más.

Nombre
Apellidos
Su email
País
There was an error while trying to fulfill your request. Please try again or contact us if the problem persists.

Este sitio utiliza cookies

Utilizamos cookies para almacenar información en su ordenador. Algunas cookies son esenciales para el funcionamiento de nuestro sitio, mientras otras nos ayudan a mejorar la experiencia del usuario. Al acceder a este sitio, usted acepta la ubicación de estas cookies. Lea nuestra Política de Privacidad para obtener más información.

Aceptar y continuar