Protegiendo la casa del loro orejiamarillo

En la cuenca alta del Río Quindío habitan más de 327 especies de fauna y flora, entre ellas la palma de cera, árbol nacional de Colombia. Este ecosistema es estratégico por su gran oferta de recursos hídricos, pero es constantemente transformado mediante el desarrollo actividades productivas de ganadería extensiva, turismo de alto impacto y otros usos que afectan los beneficios ambientales.

Contexto

Según la UICN, la palma de cera y el loro orejiamarillo se encuentran en las categorías vulnerable (VU) y en peligro (EN), respectivamente. Asimismo, cohabitan con el cóndor de los Andes (Vultur gryphus), ave nacional de Colombia en la categoría de peligro crítico (CR). El Río Quindío es una de las principales fuentes hídricas del departamento, ya que suministra agua a cuatro de sus municipios: Armenia, Circasia, La Tebaida y Salento, beneficiando al 55% de la población quindiana. El área del proyecto de conservación está ubicada en la subzona hidrográfica del Río La Vieja, con una extensión de 1.000 ha. Las acciones de conservación, con base en su valor ecológico, serán traducidas en Bonos de Biodiversidad, los cuales centralizan el resultado medible y definido que se implementa en el hábitat natural.

Proyecto

El proyecto involucra a las comunidades de la vereda Cocora medio, mediante la implementación de actividades de protección, restauración e implementación de uso sostenible asociadas al turismo de naturaleza y al desarrollo de actividades productivas. En el remanente de bosque conservado se han establecido 52 especies de aves y 9 especies de mamíferos como: venado soche (Mazama rufina), danta (Tapirus sp), puma (Puma concolor), armadillo (Dasypus novemcinctus), zorro perruno (Cerdocyon thous), marteja (Aotus lemurinus), tayra (Eira barbara), guagua loba (Dinomys branickii) y ardilla (Sciurus granatensis). Se pueden encontrar ecosistemas de transición como el bosque muy húmedo montano (bmh-MB) y el bosque muy húmedo premontano (bmh-PM). La cobertura vegetal se compone de pasturas, herbazales, bosques naturales y vegetación secundaria.

Actividades sostenibles a implementar

Gracias a una estrategia de conservación de la biodiversidad y el agua (estrella hídrica del Quindío), se generarán beneficios ambientales, sociales y económicos, maximizando el potencial de la región. Los acuerdos de conservación establecidos con los propietarios de los predios dan viabilidad a las acciones proyectadas, como el establecimiento de sistemas agroforestales, programas de ganadería sostenible y planes de turismo de naturaleza. Para ello, se ha involucrado a expertos de la zona.

Beneficios

  • Preservación y restauración ecológica del 60% del área del proyecto.
  • Preservación de los recursos hídricos.
  • Contribución para el desarrollo económico, social y ambiental de la zona mediante la implementación de las actividades productivas.
  • Educación ambiental con las comunidades locales y los propietarios de los predios.
Tack för ditt intresse!

Fyll i dina uppgifter nedan för att få åtkomst till filen.

We have the answer to your sustainability challenges and would love to share our expertise with you.

Subscribe below to find out more!

Contact John Doe

This site uses cookies

We use cookies to store information on your computer. Some cookies are essential to make our site work; others help us improve the user experience. By using the site, you consent to the placement of these cookies. Read our Privacy Policy to learn more.

Agree & continue